Queso

QUESO URUGUAYO

La elaboración de quesos en el Uruguay comienza con la inmigración europea en la segunda mitad del Siglo XIX.  La mayor parte de estos inmigrantes provenían de regiones productivas agrícola ganaderas de Italia, Alemania, Francia, Austria, España, y fundamentalmente de Suiza, quienes trajeron consigo la cultura quesera de los Alpes.

Las familias europeas fueron dejando su huella, y esas huellas fueron seguidas por sus descendientes nacidos en esta tierra que supieron unir los beneficios de estas praderas con las técnicas heredadas.  A fines de 1891 la Colonia Suiza tenía una población de 300 familias y ya existían en aquel entonces 100 queserías, lo que nos indica cual era la labor predominante que iba a forjar un rasgo fundamental de la identidad de la región.

Debido a la alta calidad de sus suelos y su favorable clima, Uruguay es un país con una fuerte actividad agrícola ganadera.  La cuenca lechera es un fiel ejemplo de esta riqueza, donde se destacan los Departamentos de Colonia y San José, que concentran el mayor número de productores lecheros y queseros del país.

Los quesos uruguayos integran armoniosamente los beneficios de la naturaleza con el valor del trabajo familiar, las tradiciones más arraigadas y el encanto de sus sabores únicos que constituyen un sello propio.

Texturas ásperas y suaves, duras y blandas, colores que recorren toda la gama desde el blanco al amarillo y dorado, que cuentan su historia, aromas delicados e intensos, sabores dulzones, amargos, salados, secos, especiados, nobles, profundos. Cada queso artesanal es una fiesta para los sentidos…

Nuestros quesos son una exquisita combinación de la mejor leche, una cuidada elaboración y recetas repletas de historia y tradición.